Uno de los diferenciales de la web3 es su característica componible.

Algo componible es algo modular. Aquello que puede componerse o formarse uniendo varios elementos.

Pensemos que es como tener muchos ladrillos de lego. Podes construir un edificio. Un auto. Un barco. ¿Pero qué es lo mejor de todo? Que no necesitas pedirle permiso a nadie para armar lo que querés. Simplemente unís los ladrillos que ya existen.

Los ladrillos de lego en la web3 son los smart contracts, los tokens y las billeteras.

Un ejemplo claro de todo esto es OpenSea. Es el mercado de NFT más grande del mundo. Pero "no creó nada". Simplemente es un inmenso agregador de contratos, tokens y direcciones de billeteras. Y construyeron una interfaz muy intuitiva y simple de usar para las personas.

No necesitaron pedir permiso a nadie para crearlo. Simplemente tomaron información de la blockchain. La estructuraron de forma intuitiva. Innovaron sin pedir premiso a nadie.

Y esto es simplemente un ejemplo.

Con esta tecnología podes utilizar los bloques para crear módulos conectados a tu propia creatividad. Un ecommerce con beneficios exclusivos para quienes tienen determinados NFT. Una comunidad exclusiva a la que sólo se pueda acceder a través de ellos. Combinar dos o tres comunidades en una sola sala de Discord.

No tenes que pedirle permiso a nadie para hacerlo.

Y esto va a transformar para siempre la estructura digital de los negocios. Hay que empezar a pensar en economías modulares. Una gran estructura de legos que crean nuevos modelos de negocios.

Share this post