Click acá para recibir artículos como éste en tu e-mail.

Hace diez años me dedico a construir comunidades online. Tuve un blog con +200.000 visitas mensuales, participé de comunidades en foros, cree mi audiencia en redes sociales y newsletter, etc.

Pero con los NFT me sucedió que encontré una tecnología que le agrega una capa más a la construcción de comunidades desde varios aspectos que quiero tocar en esta publicación.

Sentido de pertenencia por poseer un activo

Cuando sacamos nuestra colección, una de las cosas que nos marcaba la gente era la sensación de tener un "activo" que los representaba dentro de esta comunidad. Generas una conexión un poco más allá, porque lo tenes guardado en tu propia billetera.

Una suscripción a una plataforma como Netflix, donde simplemente pagas para acceder se convierte en una relación de pago sumamente fría. En cambio, cuando tu puerta de entrada a un lugar es un activo que compras, recibís y podes mover a través de diferentes lugares, esa relación cambia.

Esto cambia en la manera en que interactuamos con los activos digitales que manejamos en nuestro día a día. Somos humanos, y tenemos empatía y conexión con las cosas donde ponemos nuestro dinero. Es por eso que los NFT al momento de comprarlos, generan una conexión que está cambiando el juego.

Intereses alineados entre creadores y comunidad

Este para mí es el aspecto más relevante de la tecnología. Ya el acceso a una comunidad no es simplemente pagar para ser parte. Es tener un activo que te haga parte. Y este activo tiene la característica de ser transaccionable.

Cuando tenemos un activo que se puede revalorizar por el valor que cree la misma comunidad,  nos involucramos mucho más en su crecimiento. Por lo que los intereses están absolutamente alineados.

Las colecciones de NFT suelen tener un supply limitado (ej: 10.000). Esto hace que la puerta de entrada a esa comunidad sea tener uno de esos 10.000 tokens. En caso de que se vendan todos, la única manera de acceder es comprándole ese token a alguien que lo ponga en venta. Por lo que el precio será el del mercado. Si los creadores crean una colección lo suficientemente interesante como para que todos quieran entrar, y pocos quieran salir, el activo que te hace entrar (NFT) se revaloriza a precio de mercado.

Por lo tanto, los intereses de la comunidad y de los creadores son los mismos: que se cree el suficientemente valor por ser parte para que nadie quiera salir.


Estos son dos de los motivos centrales por los que creo que la tecnología NFT llegó a transformar el juego de las comunidades online (y offline). Tener una empatía extra con la compra de un producto digital, y que mis intereses estén alineados al crecimiento del proyecto, llegó para agregar una capa de complejidad útil a las comunidades que ya conocemos.

Click acá para compartir el artículo.

Share this post