Click acá para recibir artículos como éste en tu e-mail.

Los últimos días fueron de caos, ruido y miedo en diferentes mercados. Caídas en criptomonedas, FUD, inflación en EEUU, etc. Twitter parecía un descontrol total. Y estos momentos de desconcierto me vuelven al eje de poner mi energía en los lugares donde puedo incidir. No podemos influir en la reacción de los mercados y de las personas.

En situaciones como estas, pongo foco en mis fortalezas: construir proyectos que generen flujo de fondos sin necesidad de inversión externa. El riesgo está alineado a mi inteligencia para llevar adelante ese negocio e iterar cuando sea necesario.

Si tu negocio depende de factores externos para funcionar, siempre le estás asignando un riesgo inmenso. Cuando logras construir una empresa que no necesita inversión externa, tiene un flujo de fondos recurrente y puede ser versátil a los cambios del mercado, tenes un activo que puede avanzar lento pero que te brinda seguridad para arriesgar en otros aspectos.

Además, no me considero idóneo para hablar de inversión en mercados, porque es algo que no domino. Por lo tanto, mi rol es entrar a las tecnologías que me interesan -blockchain por ejemplo- desde mis fortalezas: construir algo con esa tecnología, que sea útil para las personas.

En momentos de caos parate en tu fortaleza y construí. No sigas a las manadas. No sigas a lo que dicen en Twitter, en los diarios, etc. Hace tus propias investigaciones y desarrollá la habilidad de pensar críticamente sobre lo que lees. El sentido común, es el menos común de los sentidos... Pero es el más útil en Internet.

Podes compartir el artículo haciendo click acá.

Y si querés contarme tu opinión podes escribirme en Twitter.

Share this post